sábado, 14 de enero de 2006

Entrevista a Gonzalo Martner, El Mostrador


´PS no debe negociar cupos ministeriales porque Bachelet tendrá que decidir' por Susana Jaramillo
Ex timonel socialista no comparte la idea de que los partidos de la Concertación, y en especial el PS, estén formando equipos para negociar los puestos de las reparticiones públicas. En su opinión las presiones y el cuoteo político no corresponden, pues todo debe quedar en manos de la ex ministra. Critica además la 'penosa' actitud de quienes se promueven para ocupar cargos. Gonzalo Martner, ex candidato a senador de la Concertación por la circunscripción de Santiago Oriente y líder del llamado "Nuevo Socialismo", niega en forma rotunda que tenga interés en integrar un equipo negociador al interior del PS para la conformación de un eventual nuevo gobierno concertacionista. A su juicio es impresentable que ello se haga porque Michelle Bachelet conoce muy bien a los hombres y mujeres de su colectividad y por lo mismo esta vez se debe "terminar con el cuoteo político". El ex timonel del PS también considera "penoso" que algunos dirigentes de la Concertación, a través de los medios de comunicación, hagan trascender su interés de postular a tal o cual cargo de gobierno.
Un sello de carácter social
-¿Qué sello debería tener un eventual cuarto gobierno de la Concertación, considerando que esta vez gobernaría una mujer?-
Cada gobierno tiene su sello y yo creo que el de Bachelet seguramente va a tener un carácter social. Esto significa que va a haber un país distinto porque habrá un fuerte rol de la mujer, una reforma al sistema previsional, mayor cobertura preescolar y para el mundo de los trabajadores también habrá cambios significativos. De manera que ese sello social es uno a los que debe aspirar estos cuatro años de gobierno de Bachelet. Además, yo no conozco persona más comprometida contra la desigualdad social que nuestra candidata y eso también dependerá de la creación de condiciones específicas en el ámbito legislativo y político, y la discusión de este tema en los medios de comunicación y en la sociedad en su conjunto.
-Bachelet necesitará un grupo de personas que la acompañe durante los cuatro años de gobierno. ¿Qué cualidades debería tener este nuevo gabinete y quiénes podrían integrarlo?
-Ella tiene el interés y la capacidad de convocar a los mejores y las mejores personas para conducir el Estado. Lo principal que uno quiere de estas mujeres y hombres es el compromiso de impulsar cabalmente el programa de la candidata; que sean capaces de administrar las entidades públicas, que tengan un vínculo fuerte con la sociedad civil y la destreza de entenderse con el Parlamento.
-¿Espera que hayan rostros nuevos en el gobierno?
-Bachelet ha llegado hasta la última parte de este proceso y no ha retrocedido ni un milímetro en sus convicciones y sus compromisos ante el país. Y estoy seguro que establecerá la paridad entre hombres y mujeres, contando con las personas más capaces, y eso lo verá ella una vez que se consolide su victoria este domingo. Esto en un contexto que a veces es un poco penoso porque entra a tallar allí también la promoción de candidaturas para los cargos de gobierno a través de los diarios. Ello no habla bien de quienes los promueven, pues la decisión final la tomará Bachelet.
Rol del PS en el gobierno de Bachelet
-¿Qué rol debe jugar el PS en el eventual gobierno de la socialista?
-Yo vi en la prensa versiones bastante penosas respecto a la conformación de equipos negociadores y en ese sentido tengo una sola posición: si el PS al Presidente Ricardo Lagos le dijo: ‘usted es el que mejor nos conoce y tiene la plena libertad para escoger a quien quiera de nosotros’, lo mismo debe decir nuevamente nuestra tienda y por lo tanto no debe existir ninguna mesa negociadora sino que un mensaje nítido y dejar todo en manos de Bachelet. Esta es la única actitud que debemos tener y nada de mesas negociadoras porque no corresponde.
-Pero tiene que existir alguien al interior del PS que hable con la candidata de esta materia, ya que en un algún momento ella necesitará sugerencias de ciertas personas que puedan cumplir un rol relevante en determinados ministerios o servicios.
-La interlocución para todos los efectos será a través de la institucionalidad del PS. Aquí no corresponde en absoluto ninguna actitud distinta a la que no sea que el PS se ponga a disposición de la candidata y no entre en el juego del cuoteo político. Aquí Michelle conoce muy bien al PS, sus hombres y mujeres competentes para cualquier función a la que ella quisiera convocarlos. No creo que sea prudente entregar ninguna lista de nombres y la interlocución debe hacerse a través de las autoridades del partido.
-¿Espera una posición similar en el resto de los partidos de la Concertación?
-Yo esperaría una actitud semejante, pero es mejor opinar de lo que es propio.
-Al interior de la Concertación se asegura que como la próxima Presidenta es socialista, el PS tendrá que ser más flexible a la hora de negociar y concretar acuerdos con el resto de las colectividades oficialistas. ¿Usted comparte eso?
-A mi juicio este es un gobierno corto y como tal va a tener que gastar muy poca energía en ponerse de acuerdo en su seno y por el contrario deberá focalizar sus prioridades. En ese sentido, el PS deberá tener una sola actitud en orden a entregarle plenos poderes a Bachelet.
-¿Pero no teme a las presiones de los otros partidos?
-No creo que se dé. Lo principal es que todos apoyemos a Bachelet en su gestión porque en Chile existen muchas necesidades. Eso es lo fundamental.

No hay comentarios.: