Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2003

El Chile de hoy

Exposición en Coloquio sobre los 30 años del golpe de 1973.
París, Septiembre de 2003.

Vivimos hace 30 años una derrota política extrema y pudimos reconquistar la democracia a partir de 1988, y en 2005 concluiremos lo esencial de las reformas de la Constitución que nos permitirán concluir un período de instalación de la democracia en Chile.
La derrota de 1973
A partir de la crisis del año 73 y del modo en el que se resolvió esa crisis se instaló un proyecto de refundación del país, basada en la fuerza que la dictadura logró consolidar en Chile, con la ausencia de todo contrapeso político y social. Y con un proyecto refundacional que a la vez distinguió a las Fuerzas Armadas chilenas de las brasileñas o de las argentinas o de las uruguayas, que fue en este caso la conjunción del pleno dominio de la fuerza con un proyecto inspirado en las visiones neoliberales de Von Hayek y Friedmann, donde la idea era esencialmente provocar una reducción del rol del Estado en todos los planos para bu…

Salvador Allende 30 años después

Discurso ante la tumba del Presidente Salvador Allende Gossens
11 de septiembre de 2003

No es fácil para ninguno de nosotros, creo, pronunciar hoy palabras que puedan reflejar la emoción que nos embarga a treinta años exactos de la muerte heroica del Presidente Constitucional de Chile Salvador Allende Gossens. Treinta años es mucho tiempo, pero se nos agolpan frente a la tumba en la que descansan sus restos los recuerdos y los sentimientos que nos inducen al recogimiento y al silencio. Quiero entonces iniciar este homenaje de los socialistas chilenos a quien fuera el mejor de los nuestros citando al poeta Humberto Díaz Casanueva: “Allende no fue un dios, fue un hombre; no requiere de orantes en el camino de su Gólgota, pero sí de cultivadores de su fe y de su significación. Allende fue leal con nosotros; nosotros debemos ser leales con él”. Aquí estamos entonces los leales a su legado, pero yo agrego que no solo por deber sino que por convicción íntima y profunda. Aquí estamos recogiend…