sábado, 18 de marzo de 2006

Entrevista a Gonzalo Martner, El Mostrador


''PS necesita una directiva tolerante, democrática y que no excluya''
El jueves de la semana entrante las diversas tendencias deberían inscribir sus respectivas listas de cara al Comité Central del 23 de abril próximo, donde se elegirá a la nueva mesa directiva. Dos son las nóminas más seguras para ir a la competencia: la de Camilo Escalona con Marcelo Schilling, y la de los senadores Jaime Gazmuri y Carlos Ominami.El economista y ex presidente del Partido Socialista (PS) Gonzalo Martner considera contradictorio que los partidos sean un pilar básico de la democracia y, al mismo tiempo, tengan una bajísima estimación ciudadana. "Eso ocurre porque en Chile, producto de los sucesos de 1973, la esfera política y los partidos son vistos como un foco de conflicto, y no un espacio de deliberación", reflexiona.
Martner esta semana expuso esta posición en el Centro de Estudios Para el Desarrollo (CED) al participar, junto a otros dirigentes políticos, en un encuentro de análisis sobre la democracia y el rol de los partidos. Explica que su intervención estuvo basada en lo paradójico que es que las tiendas sean importantes para el sistema social, pero no tengan apoyo de la gente.En la oportunidad también cuestionó el proceso electoral interno en su partido, diciendo que no es conveniente hacerlo cuando recién se instala el gobierno de la Presidenta Bachelet. En su opinión, el apuro de la actual conducción partidaria, de Ricardo Núñez, obedece a convertir la elección en un mero trámite para favorecer el continuismo.Precisamente este jueves las diversas tendencias deberían inscribir sus respectivas listas para el Comité Central, que el 23 de abril próximo tiene que elegir a la nueva mesa directiva. Dos son las nóminas más seguras para ir a la competencia: la de Camilo Escalona con Marcelo Schilling, y la de los senadores Jaime Gazmuri y Carlos Ominami.
-¿Los partidos se han ganado el rechazo de la gente simplemente porque se alejaron de ella?
- Uno de los principales problemas que existe en los partidos es el clientelismo y la solución de esto es seguir avanzando en lograr derechos universales y que el acceso a cargos públicos no dependa de tener un padrino en el mundo político, en cada municipio o región, sino que sean derechos de cada una de las personas de poder postular. Los partidos que vuelvan a ser lo que deben ser, es decir, el espacio de deliberación política. Además, es importante que en las elecciones internas de las colectividades haya un militante y un voto, pero es muy relevante que no haya manipulación de ese proceso.
-¿Usted cree que la necesidad de obtener cargos públicos se ha transformado en una obsesión para los partidos políticos?
- Yo comparto que hay una obsesión por los cargos y eso es muy lamentable, y eso es clientelismo y es un antiguo mal de los partidos tradicionales chilenos, que es indispensable cambiar.
-¿Los partidos han cambiado mucho en los últimos años y uno de los problemas es que las cúpulas no permiten que las bases se pronuncien en toda su magnitud?
-Los partidos han cambiado mucho menos de lo que debieran y lo que cabe ahora es lograr un espacio para la renovación y conseguir la democracia interna. Por eso, me alegro de lo que está pasando en la UDI porque por primera vez dirigentes con apoyo de la ciudadanía, como son los alcaldes, son partidarios de lograr un fuerte cambio en ese partido.
-¿El Nuevo Socialismo va a apoyar la lista del senador Jaime Gazmuri o presentará una nómina independiente en el Comité Central del 23 de abril próximo?
- Los que estamos agrupados en el Nuevo Socialismo queremos formar una lista muy amplia, pues la idea es tener una directiva que exprese un espíritu de apertura, de tolerancia y de inclusión y no de exclusión, como ha sido el tipo de gestión que ha hecho la actual directiva. Estamos en las conversaciones y todo se sabrá el jueves, plazo en que vence la inscripción de las listas.
-¿Pero su tendencia es partidaria de apoyar la candidatura de Gazmuri?
-En el Nuevo Socialismo Jorge Arrate es su líder natural, obviamente que con él estamos abiertos a conversar, pero eso lo veremos después de la elección del Comité Central. Aquí lo que importa es hacer un ejercicio democrático y que busque acompañar un espíritu de trabajo por la ciudadanía, es decir, aplicar el estilo impuesto por nuestra Presidenta Michelle Bachelet.
-¿Cuándo usted dice que el Nuevo Socialismo quiere una mesa donde estén todos los sectores, sería partidario de integrar personas ligadas a Camilo Escalona en una eventual directiva encabezada por su grupo?
-Sí, claro. Nosotros queremos que se exprese la democracia interna del PS, o sea, que se elija el Comité Central y si nuestra lista logra un apoyo mayoritario, evidentemente porque somos democráticos, le vamos a ofrecer a quienes resulten perdedores parte de la dirección, no como lo han hecho los integrantes de la actual directiva.
-¿Usted postulará a alguna vicepresidencia?
- No, porque cualquier postulación mía tendería a personalizar las cosas, en términos de una revancha respecto al último Congreso General de la colectividad, donde no seguí conduciendo el partido.